Cómo solucionar el consumo actual del exceso de grasa con pequeños actos en tu alimentación diaria.

Según la OMS consumimos demasiadas calorías, de las cuales menos carbohidratos de los que debiéramos ingerir, más proteínas de las debidas y por supuesto mayor cantidad de grasas, de las cuales un porcentaje mayor del deseado corresponden a grasas saturadas.

Estas se han demostrado nocivas para la salud y eso por no entrar en las grasas trans que inundan los supermercados escondidas en infinidad de productos industriales y que son las peores que podemos consumir.

¿Cómo reducir el consumo de grasas?

¿Cómo hemos llegado a esta situación?

El cuerpo está diseñado para sobrevivir en un ambiente hostil, en el que pasábamos días sin apenas comer y de repente ante la caza de algún animal grande, nos atiborrábamos durante varios días para después pasar varios días o semanas sin volver a comer y así sucesivamente. Estamos diseñados para que nos guste la grasa, ya que es altamente energética, 9 calorías por cada gramo, más del doble que las proteínas o los carbohidratos. La grasa es además necesaria para poder recibir la aportación de las vitaminas liposolubles.

Solo hay un problema, que ese entorno hostil para el que fuimos perfectamente diseñados para sobrevivir ya no existe, sencillamente somos unas máquinas obsoletas.

Entorno actual

En el mundo actual de las sociedades desarrolladas no concebimos lo que es estar varios días sin comer. Cuando tenemos hambre sólo tenemos que andar algunos pasos hasta la nevera o despensa y comer lo que deseemos, si algún alimento se nos ha agotado lo único que tenemos que hacer es ir hasta un supermercado y adquirirlo, si está cerrado podemos comerlo en un restaurante. La comida nos rodea por todas partes, la publicidad nos bombardea con anuncios comerciales de todo tipo de alimentos.

Esas empresas alimenticias se rigen por criterios únicamente empresariales, si venden más ganan más y eso es lo único que importa. Con el fin de hacer más deseables sus productos están dispuestas a añadir lo que haga falta, si eso hace incrementar sus ventas, por ejemplo añadiendo azúcar o grasas que hacen más apetecible el producto a nuestros rudimentarios paladares.

¿Cómo solucionar el problema?

La situación actual de exceso de consumo de grasa no es sostenible para mantener una buena salud. A continuación enumeramos una serie de pautas o consejos para reducir el consumo de grasa:

  • Suprime el consumo de los productos industriales, sabemos que puede parecer una medida radical, a nosotros mismos cuando la pusimos en práctica al principio también nos pareció que era demasiado exagerada, rápidamente nos adaptamos y al final no fue tan chocante. A pesar de lo que a priori pudiera parecer, te aseguramos que es la mejor medida que hemos tomado. Disfrutamos ahora de la verdadera comida como nunca, como explicamos mejor en este post.
  • En caso de que no la suprimas del todo, redúcela lo más posible y notarás los beneficios que ello comporta. Con esta medida te quitas casi el 90% del exceso de grasa en la dieta.
  • Intenta comer menos carne y derivados a favor del pescado o carnes blancas como el pavo, el pollo y el conejo.
  • Dentro de las carnes rojas trata de consumir las partes más magras como puede ser en el cerdo el lomo y la pierna, evita el bacón o panceta así como las costillas y chicharrones.
  • Evita en la medida de lo posible los fritos, cocina mejor los alimentos a la plancha, al horno o a la brasa.
  • Quítate de tu dieta los dulces tanto industriales como de pastelería. En su mayor parte están hechos con muchísima grasa, además suele ser saturada como la manteca de cerdo que se usa mucho en pastelería.
  • En ningún momento se trata de suprimir el consumo de grasa, solo de reducirlo y de sustituirlo en la medida de lo posible por grasas buenas como la omega-3, los aceites vegetales como el aceite de oliva.
  • Reduce el consumo de salsas como la mayonesa que tienen hasta un 80% de grasa, o de quesos excesivamente curados.
  • Cuando tomes productos muy grasos intenta que los demás alimentos del día compensen este exceso.
¿Se te ocurre algo más para solucionar el problema?

Si quieres saber más sobre las grasas y los diferentes tipos de ellas, te dejamos este post en el cual se explican de manera sencilla:

Las Grasas


Fuentes:
Imagen2 by jlastras

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Recetas de cocina fáciles y sanas, rutinas de ejercicios, salud y tips © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top