La dieta de la zona se hizo famosa en Hollywood cuando en 1990 celebridades como Jennifer Aniston y Brad Pitt se hicieron seguidores de ella. La creó Barry Sears, se basa en la correcta proporción de carbohidratos, grasas y proteínas que según él tiene que ser 40%/30%/30% para poder mantener en equilibrio las hormonas como la insulina y otras que nos crean inflamaciones en el cuerpo. Es una dieta Low-Carb, es decir baja en carbohidratos y alta en proteínas, como la de Atkins o Dukan.

Dieta de la zona, ventajas y desventajas


Las personas en la dieta de la zona tienen que ingerir según su tamaño, peso y cintura un cierto número de bloques que se les permiten, es un método un poco complicado que hay que estudiar para cada uno. Cada bloque contiene una cantidad de carbohidratos, proteínas y grasas.

Las mujeres aproximadamente tienen que tomar 1.200 calorías al día y los hombres 1.500. En cada comida hay que dividir el plato en tres partes iguales, una para los carbohidratos, otro para las proteínas y el último para las grasas. Cada porción es aproximadamente lo que te cabe en la palma de la mano. Hay que comer de 5 a 6 veces al día.

Las proteínas que están permitidas son magras como pechuga de pollo y pescado, los carbohidratos son frutas frescas y verduras. De igual modo, las grasas que se pueden tomar son saludables como frutos secos y aceite de oliva.
 
Ejemplo de una comida en la dieta de la zona

Dieta de la zona, ventajas y desventajas
  • Desayuno: Tortilla con verduras y 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Media mañana: Pudin.
  • Almuerzo: Ensalada verde con pechuga de pollo y almendras.
  • Merienda: ¼ de una taza de yogur desnatado con ¼ de una taza de fresas y 1 cucharada de almendras.
  • Cena: Camarones con guisantes, soja, bambú y castañas.
.
Pros o ventajas

  • Hace que tomemos grasas saludables, eliminando las grasas trans y las saturadas, siendo esto algo bueno para la salud cardiovascular.
  • Elimina los azúcares y las harinas refinadas, obteniendo unos niveles más estables de la insulina, controlando o evitando la diabetes.
  • Establece 5 ó 6 comidas al día, haciendo que nuestro nivel de azúcar sea estable.
  • Elimina algunos carbohidratos tipo “comida basura” como las papas fritas y galletas.
  • No es tan restrictiva como otras dietas proteínicas, hay mayor variedad de alimentos permitidos.
  • Nos promueve hacer ejercicio y a estar hidratados con al menos ocho vasos de agua.
  • La mayoría de las personas que la han utilizado han bajado de peso

Contras o desventajas

  • Si se quiere seguir de manera adecuada es complicada, ya que requiere de la guía de un libro para hacerla. Es difícil planificar que todas las comidas tengan la proporción 40/30/30. Salir a comer fuera se hace un poco más enrevesado que con otras dietas.
  • Como no favorece los productos lácteos al estar limitados, hace que no obtengamos el calcio recomendado ya que estamos acostumbrados en occidente a hacerlo a través de los lácteos aunque se puede tomar de otras fuentes tal como vemos en este post.
  • El ingerir más proteínas que las recomendadas hace que podamos tener problemas en los riñones al tener que trabajar más.
  • Alto contenido en grasas, aunque estas sean saludables la American Heart Association advierte que para personas que necesitan controlar el colesterol y la presión arterial esta dieta puede ser muy alta en grasas.
  • No se pude hacer a largo plazo ya que hay alimentos básicos prohibidos como el arroz o la pasta.
Imagen 1 by Angela George
Imagen 2 by alanagkelly

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Adelgazar de forma saludable © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top