Bases infalibles para no fallar en un plan para perder peso o mantenerlo, explicación de todas las fases para llevarlo a cabo.


Un plan bien elaborado es como una mesa que se sustenta en diferentes patas, todas interactúan a la vez para cumplir el objetivo y si una falla la mesa estará coja. Al igual que la mesa ideal para que no cojee debe tener tres patas, un buen plan de adelgazamiento también debe basarse en tres pilares fundamentales:

  1. Una alimentación saludable y equilibrada.
  2. Hacer ejercicio físico. 
  3. Tener una motivación y mentalidad adecuadas.
adelgazar dietas plan fases
La primera debe ser la correcta alimentación, debemos hacer un planning que cubra nuestras necesidades calóricas y nutricionales, puedes ver cómo elaborarlo y seguirlo en este post.

Otra pata sería hacer ejercicio regularmente en la medida de nuestras posibilidades como puedes ver en esta sección.

La última es la que tiene que ver con los aspectos psicológicos del asunto, es la parte más sencilla y difícil a la vez, la buena mentalización apoyada con la fuerza de voluntad es esa poderosa arma que nos permitirá cumplir las dos anteriores. Ya habíamos visto que nuestra motivación debe ser la correcta basada en motivos de salud y sentirnos bien con nosotros mismos, no solo por motivos estéticos. Debemos elaborar previamente un ambicioso plan con objetivos a corto, medio y largo plazo, pero vayamos por partes. Hay que seguir unas fases para concluir con éxito nuestro plan de adelgazamiento y mantenimiento, desarrollaremos en futuros post cada una de las fases para conseguir el éxito, aquí te mostramos un resumen de cada una de ellas:

Es sin lugar a dudas la parte más importante del proceso, es en la que te planteas el objetivo de bajar de peso, te preguntas el porqué tienes que adelgazar y el cómo hacerlo. Lo fundamental es que asumas la idea de que esta vez será una reducción de peso sin vuelta atrás y para toda la vida, si consigues interiorizar esa idea, profundizando y analizándola en toda su extensión hasta hacerla tuya el proceso se tornará en algo irreversible.

La más agradecida por una parte porque es en la que más fácilmente bajarás peso y la que mayores desconsuelos te dará porque aún no te has desenganchado de los malos hábitos alimenticios. Las primeras veces que rechaces comida basura tipo comida rápida, hidratos simples refinados, dulces, snacks y demás bazofias preparadas industrialmente supondrá un gran esfuerzo, son comidas que se han demostrado adictivas tanto física como psicológicamente y hasta que logres desengancharte sufrirás. Pero no te preocupes porque te aseguramos que esto no durará toda la vida, llegará un día en que ya no sólo no te desconsuelen sino que incluso las aborrezcas al igual que la persona que deja de fumar al principio no quiere que fumen delante de ella porque se desconsuela y cuando se ha desenganchado definitivamente simplemente le desagrada el olor a tabaco.

En esta fase no debes bajar demasiado a la semana, proponemos ½ kilo para que la piel se vaya adaptando a tu nuevo volumen poco a poco y porque además te puedes desconsolar con no comer comidas insanas pero nunca debes pasar hambre, ese es el principal error de la mayoría de las dietas, tienes que sentirte perfectamente saciado. Es curioso como al principio simplemente ajustando la alimentación hacia alimentos saludables y haciendo deporte se baja peso sin dificultad y sin preocuparte de las cantidades.


Coincide cuando te encuentres en la mitad del peso que te has propuesto reducir al principio, dependiendo de la velocidad de bajada se producirá en un momento de tiempo determinado, en nuestro caso fue aproximadamente al año. Es normal que se produzcan altibajos en el peso o estancamientos, hay que revisar las cantidades que comes ya que a medida que vas pesando menos tu cuerpo se va reduciendo y necesitarás menos calorías diarias como puedes ver en este post.

Fase 3 ó finalización:

plan adelgazar dietas fases

Se produce cuando estás a pocos kilos de lograr tu objetivo final, son los más costosos de perder, llegas a tener la sensación de que si comes ligeramente de más enseguida subes de peso y bajar es algo que cuesta demasiado. En parte es cierto, pero no deja de ser una percepción condicionada a unas cantidades que simplemente te estancan en el peso que tienes, no siendo válidas para el nuevo peso que debes alcanzar. Hay que reducir de nuevo las calorías para nuestro nuevo cuerpo, también se introducen otros cambios que el proceso te pide. Pueden pasar meses para bajar los últimos kilos o libras.

Fase 4 ó de mantenimiento:

Comienza tu nueva vida, en la que habrás cambiado totalmente tus hábitos alimenticios y harás ejercicio físico regularmente. Es la fase más difícil aunque puede ser la más fácil si has cambiado completamente el chip en tu cabeza. En ningún momento debes pensar cuando hayas llegado a tu objetivo en la fase 3 que ya has conseguido triunfar, porque el verdadero triunfo será que mantengas ese peso para el resto de tu vida, en eso consiste esta última fase del proceso.

Nunca debes tener el concepto de que lo que estás realizando, la manera en que estás comiendo, el ejercicio que haces diariamente son cosas puntuales y temporales para llegar al objetivo deseado. Tienes que percibirlos como cambios que te acompañarán el resto de tu vida, son tu nueva forma de ser y de estar en el mundo, si no consigues verlo de esta manera fracasarás una vez más.

Nota: para ampliar información sobre cada fase pincha en los enlaces azules.

Fuentes:
Imagen 3 de freedigitalphotos.net byAmbro

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Recetas de cocina fáciles y sanas, rutinas de ejercicios, salud y tips © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top