Composición de la harina refinada, cómo afecta a la salud, a bajar de peso y porque se consume actualmente tanto.

El grano de cereal se compone de tres partes fundamentalmente: salvado, germen y endospermo. La harina refinada es el resultado de quitarle a este grano el salvado y el germen al molerlo. Al eliminar el salvado también quitamos la fibra, vitaminas y minerales.

Partes grano cereal endospermo salvado germen harina refinada
Antiguamente su fabricación se hacía en molinos tradicionales, cuando llegó la revolución industrial y la fabricación de la harina a gran escala, hubo un gran problema con el transporte y almacenamiento de la misma, los ácidos grasos que contienen el germen reaccionan con el oxígeno y se convierte en lo que se denomina “rancio”. Este proceso puede variar de 6 a 9 meses dependiendo del clima y de la calidad del grano, para ello se separa el germen del endospermo y el salvado.

Como pierde en el proceso muchos de sus nutriente, en algunos países como por ejemplo la Unión Europea en The Bread and Flour Regulations (1998), por ley tienen que añadirle hierro, vitamina B1 (tiamina), ácido nicotínico y carbonato de calcio. En la harina integral estos niveles de vitaminas y minerales deben de estar presentes de manera natural, ya que el salvado y el germen se le añaden de nuevo. Al contrario de la harina refinada en la que solamente tenemos almidón.

Esta harina refinada a veces queda oscura, entonces las blanquean para que nos entre mejor por la vista, es la denominada “harina blanqueada”. Los aditivos más utilizados tanto en este proceso como para hacerla más plástica son el gas de cloro, el ácido ascórbico, peróxido de benzoilo y el bromato potásico. En la Unión Europea con la posible excepción del ácido ascórbico se han prohibido todos los aditivos de blanqueo y maduración, en otros países desgraciadamente se siguen usando. 

Muchos alimentos son hechos con esta harina refinada como el pan, la bollería, pastas, tortillas, base para pizzas, envolturas para los fritos como por ejemplo palitos de pescado, etc. Estamos rodeados e invadidos por las harinas blancas que no son más que almidón con vitaminas y minerales añadidos, no es más que un carbohidrato refinado.

Harinas refinadas: comida basura
 
¿Entonces por qué se consume más harina refinada?

Por varios motivos, entre ellos están:

  • El salvado se elimina por una cuestión de estética, para que quede más bonita y más blanca.
  • Es más fácil de amasar y hornear al no tener salvado.
  • Su caducidad es mayor, ya que eliminan el germen que es lo que se estropea más fácilmente. Se puede almacenar durante más tiempo en la fábrica para su posterior traslado y en los supermercados dura más tiempo sin que caduque.
¿Cómo nos afecta a la salud que sea refinada?

Pues todo tiene que ver con el índice glucémico (es la medida de la rapidez del azúcar en la sangre), la harina refinada tiene un alto índice. Al consumirla el organismo la  descompone rápidamente en glúcidos simples llegando a nuestro torrente sanguíneo rápidamente, provocando un mayor pico de azúcar que si la harina fuera integral. Esto hace que en nuestro organismo nos afecte de diferentes maneras:

Colon

Con el tiempo debido a los grandes subidas y bajadas de azúcar, las células que impulsan nuestra movilidad intestinal se dañan, creando un tránsito intestinal lento.

Obesidad

Durante un periodo prolongado de tiempo de subidas y bajadas de azúcar en la sangre hacen que la insulina almacene rápidamente ese sobrante en forma de grasa, haciéndonos cada vez más gordos.

Diabetes tipo 2

Para poder metabolizar el exceso de glucosa, el páncreas genera insulina rápidamente. De tanto hacerlo y durante un largo periodo de tiempo los glúcidos simples en los que descomponemos los carbohidratos acaban siendo resistentes a la insulina y provocando la diabetes.

En este estudio Increased consumption of refined carbohydrates and the epidemic of type 2 diabetes in the United States: an ecologic assessment  se hace una correlación entre el consumo de carbohidratos refinados en Estados Unidos entre 1909 - 1997 y el aumento la diabetes tipo 2.

Harinas refinadas: comida basura

Miopía

En este artículo de Joseph Mercola, Director Médico Optimal Wellness Center donde diversos estudios llevan a la conclusión de que al introducir en nuestra dieta carbohidratos refinados, estos hacen aumentar nuestro nivel de insulina que puede afectar al desarrollo ocular y predisponernos a la miopía.

Cáncer de mama

En este estudio sobre Dietary glycemic index and glycemic load, and breast cancer risk: A case-control study realizado en Italia donde se entrevistó y se controló a más de 2.500 mujeres con cáncer de mama entre 1991 y 1994 concluyendo que hay una asociación entre la subida del índice glucémico debido a ciertos hidratos de carbono que aumentan la glucosa y los niveles de insulina incrementando el riesgo por cáncer de mama.

Cataratas

En este estudio sobre Carbohydrate nutrition, glycemic index, and the 10-y incidence of cataract donde se realizó en Australia una investigación epidemiológica a 3.654 personas mayores de 49 años, concluyó que las personas que tomaron en la dieta más carbohidratos con un mayor índice glucémico tenían más probabilidades de desarrollar cataratas.

¿Y por qué nos gusta tanto?

Pues la respuesta es clara y sencilla: “somos adictos”. Los alimentos refinados nos crean la misma adicción que otras sustancias como el alcohol y el tabaco, según datos de observación y empíricos a través del artículo Refined food addiction: A classic substance use disorder

     Conclusiones

Si es malo para la salud, es sólo almidón lo que tomo, me faltan nutrientes y vitaminas esenciales ¿POR QUÉ ME SIGUE GUSTANDO? Estoy comprando una cosa que me produce placer, pero muchísimas enfermedades, hasta hace poco tiempo tampoco creíamos que el tabaco era malo porque no se había demostrado su relación directa con enfermedades. Ahora sabemos que los carbohidratos refinados son malos para nuestra salud y no hacemos nada, tenemos datos científicos que refuerzan esta idea. Hagamos correr la voz entre nuestros seres queridos y apliquémoslo, en el momento que como consumidores dejemos de comprar estos alimentos, nos harán caso y dejarán los fabricantes de vendernos un producto que ya nadie quiere.

Difunde este artículo para que seamos cada vez más personas las que estemos concienciadas de que los carbohidratos refinados son peligrosos para nuestra salud y bienestar.

Fuentes:
Imagen 2 de freedigitalphotos.net by Mudd1





2 comentarios:

  1. Excelente información y muy cierta, hace 4 meses cambie mi dieta eliminando tantos productos refinados y mi organismo ha mejorado un 90%...a mayor tiempo creo que alcanzaré el 100%

    ResponderEliminar
  2. Es increible lo que mejora la salud y no llevo ni un mes desde que abandone los venenos refinados, el aceite de palma y el azucar. Lei el metodo Montignac de alimentacion y como mas, las cosas saben mucho mejor y ni echo edulcorantes ni nada, nunca paso hambre y pierdo peso sin ni proponermelo, ya perdi 3 o 4 kilos. Deje de tener arritmias, extreñimientos, diarreas, ardores de estomago, depresion, me encuentro con mas energia que nunca y optimismo y tengo mucho mejor mi mente para el estudio. Ademas baje mi glucosa en sangre de entre 108 y 118 q tenia antes en ayunas a entre 95 y 102 y en solo 3 semanas. Es increible como nos envenenan poco a poco para que un puñado de miserables se hagan multimillonarios con sus genocidas multinacionales alimentarias y farmaceuticas. Nos ponen venenos para que poco a poco nos hagamos mas adictos y consumamos mas de sus porqerias y ya mas adelante a vivir con metforminas y otras medicinas y a forrarse las farmaceuticas a costa de nuestra salud destrozada a causa del consumo de refinados durante años y convirtiendose gran parte de la poblacion en diabeticos tipo 2 y mas clientes para el negocio farmaceutico. Igual que con el SIDA que para que descubrir una vacuna si teniendolos enfermos durante toda la vida, asi compran sus medicinas y mas millonarios se hacen las miserables multinacionales sin escrupulos.

    ResponderEliminar

 
Adelgazar sin hacer dietas | Adelgazar de forma saludable © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top