Muchas veces pensamos que lo que comemos y la forma en que vivimos no guarda una relación directa con nuestra longevidad pero sí que tiene mucho que ver, no solo en el tiempo de más o menos que duremos sino sobre todo en la calidad de esos años.
La obesidad causa graves daños en la salud así como también el sobrepeso. Desde que se ganan los primeros kilos (libras) de más empiezan a aumentar gradualmente los riesgos para la salud, es conveniente tomar las medidas para revertir la situación lo antes posible.

Según la Organización Mundial de la Salud el índice de masa corporal determina si estamos en los rangos normales de peso o por el contrario si estamos en situaciones de sobrepeso u obesidad. Existe una relación directa entre el aumento del IMC y el desarrollo de enfermedades asociadas a la obesidad así como de muerte prematura como podemos ver en el siguiente estudio.

Relación entre obesidad y esperanza de vida

Según el mayor meta análisis hecho hasta ahora en el mundo sobre la obesidad y la esperanza de vida que se realizó sobre 900.000 personas haciéndoles un seguimiento durante 15 años, el National Obesity Observatory concluye que la esperanza de vida se empieza a reducir significativamente a medida que se aumenta de peso. Al llegar a la obesidad mórbida, ésta se reduce aproximadamente 8 años en las mujeres y 10 en los hombres, este es el motivo por el que solo uno de cada diez obesos llegará a alcanzar la edad de 77 años.

Entre los 30 y los 42 años un aumento de tan solo ½ kilo (1 libra) en el peso corporal con respecto al rango saludable supondrá un incremento del 1% en el riesgo de muerte prematura y después de los 42 años ese riesgo aumentará hasta en un 2 % cada ½ kilo o libra de más. El riesgo de padecer diabetes tipo II se duplica al engordar así como el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Al empezar a aumentar el peso, los riñones, hígado, páncreas y el corazón son sometidos a la necesidad de hacer un esfuerzo extra para poder llevar a cabo las funciones normales. El páncreas debe generar más insulina, el hígado y los riñones han de eliminar una mayor cantidad de toxinas, el corazón debe bombear una mayor cantidad de sangre aumentando también nuestra tensión arterial. Comenzarán a aparecer enfermedades como la diabetes, deficiencias renales e insuficiencias cardiacas entre otras. Nuestros años de vida disminuyen aunque lo peor no es solo eso sino el declive en la calidad de vida que se produce sobre todo en los últimos años.

El caso de los menores de edad es especialmente alarmante, según los pediatras el sobrepeso y obesidad infantil han aumentado escandalosamente hasta llegar a cifras que ya son denominadas actualmente como pandemia. Los que fueron niños obesos están empezando a desarrollar la diabetes tipo II a la temprana edad de 30 años. Por primera vez aparecen estudios de expertos en los que se asegura que las futuras generaciones vivirán menos que nosotros, las mejoras en la medicina no podrán suplir el incremento de enfermedades que conlleva la obesidad, disminuyendo la esperanza de vida de la población por primera vez en la historia. 

La situación es catastrófica, la obesidad se perfila como la mayor causa de muerte evitable en el mundo por encima del tabaco, reduce más la esperanza de vida que la propia nicotina que se estima por estudios observacionales que llega a reducir la esperanza de vida en una media aproximada de 7 años, aunque esta media podría variar en función de la cantidad que se fume al día y de los años totales de consumo de esta droga legal.

La buena noticia es que tú puedes revertir esta situación, con cada kilo o libra que bajes de peso mejorarás tu salud e incrementarás tu esperanza de vida.

¡¡ Si quieres, puedes!!

Fuentes:
Imagen by FBellon  

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Recetas de cocina fáciles y sanas, rutinas de ejercicios, salud y tips © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top