Beber agua, la fuente de la salud, qué cantidad hay que tomar, cómo saber si se está tomando la suficiente, trucos para beber y prevenir la deshidratación.

El agua es una gran fuente para nuestra salud, el estar bien hidratados es esencial. El cuerpo humano tiene entre un 55% a 78% de agua, dependiendo del sexo y del tamaño del cuerpo, los hombres poseen más proporción de agua que las mujeres.

Beber agua, la fuente de la salud


¿Cuáles son sus beneficios?

  • Es imprescindible para nuestros músculos, ya que los ayuda a contraerse con los electrolitos que nos aportan y es un lubricante en nuestras articulaciones.
  • Elimina las toxinas, limpiándolas del cuerpo.
  • Ayuda a que la fibra que ingerimos la eliminemos más fácilmente, si no nos producirá estreñimiento. 
  • Hace que tengamos suficiente oxígeno en la sangre y en los músculos, si no es así nos sentiremos cansados. 
  • Regula la temperatura de nuestro cuerpo. 
  • Cuando se queman calorías se necesita agua para el proceso, si consumimos poco agua se ralentiza la quema de grasas. 
  • Si la consumimos antes o durante las comidas tendremos más sensación de saciedad.
¿Qué cantidad hay que tomar?

Durante todo el día perdemos agua en la respiración, sudoración, orina y las deposiciones. Hay que reponer toda esta agua que se pierde.

No está todavía claro qué cantidad es necesaria, la mayoría de los especialistas coinciden que al menos se consuman un mínimo de 2 litros de agua al día (8 vasos). La cantidad de agua que se necesita depende de algunos factores como:

  • El clima: si estamos en un entorno muy caliente, sudaremos más y tendremos que beber más agua.
  • Altitud: A más de 2.500 metros (8.200 pies) aumentamos la orina y la respiración es más rápida, necesitaremos más agua.
  • Ejercicio: cualquier actividad que nos haga sudar nos hará consumir más líquidos antes, durante y después del ejercicio.
  • Dieta: si tomamos mucha cantidad de frutas y verduras estas ya aportan gran cantidad de agua y las necesidades de beber serán menores.
  • Enfermedades: si tenemos vómitos, diarreas o fiebre tendremos que compensar esa pérdida de agua.
  • Embarazo o lactancia: en estos periodos las mujeres necesitan más agua para mantenerse hidratadas.
  • Nuestro peso o calorías que consumamos: en función de nuestro peso necesitaremos más o menos cantidad de líquidos. 
El Institute of Medicine de EEUU  en su Dietary reference intakes: electrolytes and water recomienda para los hombres 3.7 litros, para las mujeres 2.7 litros, embarazadas 3 litros y para las mujeres lactantes 3.8 litros.

De esta cantidad que necesitamos el 20% de ella proviene de los alimentos y el resto de bebidas y/o agua.
 

¿Es buena para adelgazar? 

Hay evidencias que nos aseguran que aparte de lo saludable que es nos ayudan para adelgazar. 


Reducen nuestro apetito: si tomamos durante la comida una cantidad moderada de agua, nos saciamos antes. En un estudio de Elizabeth A. Dennis, Ana Laura Dengo, Dana L. Comber, Kyle D. Flack, Jyoti Savla, Kevin P. Davy y Brenda M. Davy de “El consumo de agua aumenta la pérdida de peso durante un Intervención dieta hipocalórica en adultos de mediana edad y mayores” donde durante 12 semanas un grupo de 48 personas con sobrepeso y obesidad tomaron la mitad  de ellas una dieta hipocalórica con agua antes de la comida y la otra mitad sin agua concluye que los que la tomaron con agua perdieron un 30% más de peso que los que no lo hicieron.

Cambios en la hábitos: en una encuesta realizada en Estados Unidos durante 1.999 y 2.001 a 4.755 personas el 87% que consumen agua también toman más frutas y verduras, beben menos bebidas azucaradas y por tanto menos calorías.

Parece ser que las personas no tienen tanta sed y necesitan menos bebidas azucaradas para quitársela.

Quema calorías: en un estudio realizado por Michael Boschmann, Jochen Steiniger, Uta Hille, Jens Tank, Frauke Adams, Arya M. Sharma, Susanne Klaus, Friedrich C. Luft and Jens Jordan "Water-Induced Thermogenesis" se evaluó a 14 personas el efecto de beber 1/2 litro de agua en el gasto de energía concluyendo que bebiendo 2 litros de agua al día aumentamos nuestro gasto de energía en 400 kj. Por lo tanto nos ayuda a quemar las calorías.

¿Cómo se si estoy tomando la suficiente?

Lo normal hoy en día es que estemos siempre un poco deshidratados. Cuando más lo estamos es en invierno, ya que no tenemos sed suficiente, en cambio en verano tomamos más agua debido a que se nos apetecen bebidas frescas.

A simple ojo podemos saber si estamos lo suficientemente hidratados por nuestra sed, cuando la tenemos es demasiado tarde, ya estamos deshidratados.

Existen otros síntomas que nos pueden alertar como dolor de cabeza similares a los de la resaca, este dolor es a consecuencia de que a nuestro cuerpo le hace falta agua y la coge de nuestro cerebro provocando dolores. Otros síntomas serían nauseas, mareos, presión baja, cansancio, falta de rendimiento e incluso desmayos.

Con un 2% de deshidratación ya tenemos sed, falta de atención, pérdida de apetito y dolor de cabeza, en los deportistas se pierde hasta el 30% del rendimiento.

Pero también lo podemos averiguar por la orina ya que tiene que tener orientativamente estos colores:






Bien hidratados
Deshidratación leve
Deshidratado

Trucos para beber agua y prevenir la deshidratación

Para tomar por lo menos 8 vasos al día (2 litros de agua) y no olvidarnos podemos hacer lo siguiente:

Ingerir en las comidas principales 2 vasos de agua y en la media mañana y merienda un vaso. Es fácil y práctico, así nunca nos olvidaremos de beber la suficiente cantidad. ¡Hazlo un hábito!


¿Consumes la cantidad suficiente de agua al día?


Fuentes:
Imagen 1 de freedigitalphotos.net by mikumistock
Imagen 2 de freedigitalphotos.net by imagerymajesti

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Recetas de cocina fáciles y sanas, rutinas de ejercicios, salud y tips © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top