La fase 0 ó previa es sin lugar a dudas la parte más importante del proceso, es en la que te planteas el objetivo de bajar de peso, te preguntas el porqué tienes que adelgazar y el cómo hacerlo. Lo fundamental es que asumas la idea de que esta vez será una reducción de peso sin vuelta atrás y para toda la vida, si consigues interiorizar esa idea, profundizando y analizándola en toda su extensión hasta hacerla tuya el proceso se tornará en algo irreversible.

Fase 0 ó previa

No debes tener prisa para empezar, es mejor comenzar cuando tengas la mentalización adecuada y el plan de cambio de hábitos de vida perfectamente realizado y estructurado, tanto en la parte alimenticia como en lo referente al ejercicio físico.

Estamos en la sección de motivación y desarrollaremos nuestro propio plan de adelgazamiento, es fundamental encontrar el equilibrado estado psicológico para afrontar correctamente este cambio de vida con garantías de éxito.

Lo primero que debemos hacer es plantear el objetivo a conseguir, no puede ser un objetivo vago e intangible, los objetivos que no sean concretos no son válidos, por ejemplo: ¡Quiero bajar de peso…! , ese objetivo no está claro. ¿Cuánto quieres bajar? ¿Hasta dónde quieres llegar? Si tienes sobrepeso u obesidad y bajas algunos kilos puedes llegar a sentir que has logrado el objetivo y realmente no has conseguido nada. Es necesario que fijes metas claras, tienes que fijar un objetivo perfectamente medible y cuantificable como podría ser, por ejemplo, el de bajar 20 kilos. En nuestro caso el objetivo final fue el de estar en el baremo saludable del índice de masa corporal (entre 18 y 25).

Los objetivos a largo plazo tienden a diluirse en el tiempo, por eso debes dividirlo en mini objetivos parciales que puedas espaciar mejor durante semanas y meses. En nuestro caso nuestro objetivo semanal era bajar en torno a ½ kilo (1 libra) por semana y teníamos objetivos parciales especiales en el caso de Enrique bajar de 120, 115, 110,.. y así sucesivamente con mención especial al día que por fin pesó menos de 100 kilos (200 libras) y menos de 90 (180). En el caso de Mila pesar menos de 70, 65, 60 y a partir de ahí los objetivos especiales eran cada dos kilos 58, 56, 54, 52.

Cada vez que consigas un objetivo parcial hay que celebrarlo pero nunca dándote un homenaje comiendo alimentos no saludables, este es el error más común, sino haciendo algo especial o distinto como ir al cine, darte un masaje, irte a un spa, hacer una excursión o incluso puedes celebrarlo también haciendo una comida especial o exótica pero saludable como puedes ver en esta sección de recetas.

Lo primero que debes hacer es elaborar un plan correcto, fijar un objetivo realista pero ambicioso y perfilar la manera de alcanzarlo.

Una vez que hayas diseñado tu plan, fija un día en el que vas a comenzarlo, no tengas prisa, esta vez no es una dieta más, esta vez es la verdadera y definitiva, coméntale a todos los tuyos tu proyecto ya que necesitarás todo su apoyo y comprensión. Vete mentalizándote los días previos al inicio de que será un cambio definitivo en tu vida, la fase de mentalización previa es fundamental para que el cambio de vida fructifique.

Intenta comenzar el proyecto junto a otra persona, las dos se involucrarán más retroalimentándose mutuamente de conceptos como esfuerzo, alegrías, rivalidad, vitalidad. En caso de no ser posible te apoyaremos desde aquí, no estarás solo en el camino.


Una buena forma de motivación es ilusionarte con objetivos como poder ponerte esa prenda de vestir que te gusta tanto y hace muchos años que no puedes llevarla porque la reventarías. 

Pero recuerda que no debes hacer de la mejora de tu aspecto físico tu motivación principal, adelgazar tiene otras consecuencias positivas más importantes que las meramente estéticas, como poder hacer muchísimas actividades que antes te estaban vetadas debido a tu peso, algunas muy simples como poder dar un paseo sin cansarte o montar en bicicleta sin que peligren las ruedas y la más importante de todas es que tu esperanza de vida se incrementará notablemente así como la calidad de esos años que vivas, sobre todo los últimos, los buenos médicos lo dicen siempre que la mejor medicina de todas es la medicina preventiva.


Fuentes:
Imagen de freedigitalphotos.net by David Castillo Dominici

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Recetas de cocina fáciles y sanas, rutinas de ejercicios, salud y tips © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top