Receta saludable de salsa de tomate frito casera (sin azúcar, con stevia) y cómo hacerlo en conserva bajo en calorías y colesterol, apto para diabéticos. COCINA FÁCIL Y SANA. INCLUYE VÍDEO.


Si no puedes ver el video pincha aquí, también puedes ver más vídeos en nuestro CANAL DE YOUTUBE.
 
Esta es una de esas recetas laboriosas pero muy reconfortantes, lo ideal es hacer mucha cantidad y luego ir usándola a medida que nos vaya haciendo falta ya que se puede conservar en pequeñas porciones tanto en el congelador del frigorífico como en botes de cristal si les hacemos un correcto proceso de esterilizado pudiéndote durar las conservas de tomate frito hasta dos años como puedes ver en este artículo.

Una salsa 100% polivalente te puede servir como base para otra receta que necesite tomate frito o como salsa acompañante de infinidad de platos, sin conservantes ni colorantes.

Solo comerás tu y los tuyos un producto autenticamente natural y casero, eso en el ajetreado mundo de hoy en día no tiene precio.

 Ingredientes (2 kilos/4 libras):

- 4 kilos/8 libras de tomates
- 1 cucharada de pimentón dulce
- Stevia líquida
- Sal marina gruesa
- Aceite de oliva virgen extra


Tomate frito casero

Elaboración:
1 Pelamos los tomates y separamos las partes interiores, trituramos las partes duras del tomate una vez estén perfectamente limpias y lo freímos a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva durante una hora y media.
2 Cuando falten 10 minutos para acabar le añadimos una cucharada de pimentón dulce y a falta de 5 minutos le añadimos un chorrito de stevia líquida. Separamos del fuego y listos para degustar una maravillosa salsa de tomate frito casero.

Consejos y trucos:
  • Un buen truco para pelar todos los tomates de una forma fácil y cómoda lo puedes ver en este post.
  • Para conservarlo mejor debes ponerle un chorrito de aceite de oliva de forma que cubra la salsa de tomate preservándola del aire una vez depositado en el bote de cristal.
  • Si usas solo una parte del bote y lo conservas en el frigorífico recuerda que es mejor sellar lo que queda con un chorrito de aceite de oliva separándolo del aire, eso incrementara su duración y conservará sus beneficiosas propiedades.
  • Se puede congelar, pero mejor le haces un proceso de conserva liberando así el espacio del congelador. Te puede durar hasta dos años lo puedes ver en este post.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Recetas de cocina fáciles y sanas, rutinas de ejercicios, salud y tips © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top