Una de las primeras dietas cetogénicas o también llamadas Low-Carb, consiste en una disminución de los carbohidratos a unos límites muy por debajo de los necesarios, con el fin de que el cuerpo entre en cetosis, que es una fase en la que al no tener hidratos de carbono el cuerpo empieza a descomponer la grasa acumulada en el cuerpo con el fin de alimentarse de ella.

El consumo de grasas y de proteínas es libre, no se basan en cantidades ni en pesos de estos nutrientes, sólo se le pone tope a los carbohidratos en general, más adelante se relajan las normas permitiendo un ligero aumento de las cantidades.


La dieta Atkins, ventajas y desventajas

La dieta Atkins se divide en las siguientes fases:

Fase 1: También llamada de Inducción, consiste en comer tan solo 20 gramos de carbohidratos al día durante un periodo de al menos dos semanas. El cuerpo a partir de unos días entra en cetosis y comienza a usar la grasa acumulada como fuente principal de energía. Esta fase al ser la más restrictiva en carbohidratos es la que más bajada de peso produce, entre 6 y 8 kilos (12 y 16 libras) en dos semanas.

Fase 2: También llamada fase de pérdida de peso continuado, se pasa a consumir 25 gramos de carbohidratos y se permiten algunos alimentos como frutos secos, productos lácteos, algunas legumbres, frutas bajas en hidratos de carbono, siempre que no se sobrepase la cantidad de carbohidratos diaria. Su duración depende del peso que queramos perder y a qué velocidad.

Fase 3: También llamada de pre-mantenimiento, comienza cuando estás a solo 5 kilos (10 libras) del peso deseado. Se trata de perder ese último peso extra de forma lenta, la fase puede tardar varios meses perdiendo tan solo 1 kilo (2 libras) por mes. El objetivo es que el cuerpo vaya pisando freno y se adapte progresivamente a su nuevo peso y alimentación. Se incrementan los hidratos de carbono hasta los 50 gramos diarios, pudiendo comer algunos hasta ahora prohibidos como arroz integral, frutas, avena, etc.

Fase 4: También llamada de mantenimiento vital, se puede comer lo mismo que en la fase 3, esta fase dura toda la vida, se supone que debes vigilar tu peso y si ves que subes más de 2,5 kilos (5 libras) debes frenar la subida controlando las cantidades de carbohidratos que consumes y reduciéndola hasta llegar de nuevo al peso deseado otra vez.

Pros o ventajas de la dieta Atkins:

  • Como el resto de las dietas cetogénicas promueve una rápida reducción de peso, sobre todo en las primeras fases. Ese rápido resultado positivo estimula y refuerza nuestra motivación que nos hace implicarnos aun más con el proceso.
  • No restringe cantidades de grasas ni de proteínas, con el efecto positivo que supone en la gente la idea de poder comer alimentos prohibidos como la mantequilla, las salsas basadas en aceite como la mayonesa, la nata, carnes grasas como las costillas, chicharrones, churrascos, en fin, un manjar para muchas personas.
  • Elimina los carbohidratos refinados como harinas blancas y azúcar lo cual no deja de ser una buenísima decisión alimenticia.
  • Nunca te vas a sentir con hambre, puedes comer la cantidad que quieras de los alimentos permitidos.
  • Presenta algunos buenos datos en los índices referentes a la salud debido a la pérdida de peso que se produce. 
  • Algunos alimentos como la carne tardan en ser digeridos, suministrándole poco a poco los nutrientes al cuerpo y dejando una sensación de saciedad que reduce el hambre y las necesidades de ingestas posteriores.
Contras o inconvenientes:

  • El consumo excesivo de grasas, sobre todo saturadas, nos hace subir los triglicéridos, el colesterol y el ácido úrico, con lo que se incrementan los riesgos de enfermedades cardiovasculares.
  • Se dan problemas de estreñimiento ante la falta de fibra que existe en esta dieta.
  • Se produce una carencia en vitaminas y minerales fundamentales, los que la siguen deben recurrir a complejos vitamínicos, que es un producto farmacéutico totalmente innecesario si uno se alimenta correctamente con frutas y verduras que están prohibidas en la dieta Atkins. Esta dieta no satisface los requerimientos nutricionales diarios aconsejados.
  • El exceso de ingesta de proteínas no es bueno para los riñones, ya que les hace trabajar excesivamente para eliminar los desechos y toxinas que generan. También produce halitosis y nauseas.
  • La falta de hidratos de carbono provocan un decaimiento generalizado, fatiga, dolores de cabeza y mareos, el cerebro se alimenta de glucosa y al no tener carbohidratos no podemos hacerlo funcionar al 100%.
  • El consumir tanta carne roja nos produce muchísimas enfermedades que podemos ver mejor en este post, al igual que ocurre en la dieta Dukan y en las demás dietas proteicas.
La dieta Atkins, ventajas y desventajas carne

Conclusiones:

Como todas las dietas milagro, el problema fundamental es que sencillamente no funcionan. Cuando llega a la cuarta fase, que se supone durará toda la vida, se produce el inexorable efecto rebote y no solo se recupera el peso perdido sino que en la mayor parte de los casos se incrementa.

Esto se produce porque realmente no parte de premisas sólidas, no te enseña a comer, no lucha contra la ansiedad de comer sino que la estimula con las reglas de “Come toda la cantidad que quieras pero solo de proteínas y grasas”. Lo cual no deja de ser una barbaridad, no hay que comer la cantidad que uno desee sino la que debe tomar según unos baremos serios de una alimentación balanceada y equilibrada.

Usan un truco de magia de prestidigitador con eso de: “Come todas las proteínas que quieras”, sabiendo que en unos días se produce un hartazgo debido a la sobresaturación, y uno empieza a comer menos cantidad, llevando la ingesta de calorías a un nivel menor del necesario para mantener el peso. De ahí que se produzcan esas bajadas espectaculares de peso, aunque también son un poco engañosas ya que un alto componente del peso perdido es agua.

Como no te han enseñado a comer, tanto en variedad como en cantidad y no han matado al monstruo de la ansiedad y compulsividad con la comida, cuando uno abre el grifo de los alimentos permitidos sigue con la filosofía de come cuanto quieras y vuelve al sitio de donde partió. En fin toda una pérdida de tiempo, y de dinero también ya que hay un sinfín de productos que Atkins comercializa además de que comer tantas proteínas resulta más caro para el bolsillo.

Pero lo que más desacredita esta dieta es el hecho de que su creador, Robert Atkins, murió en el año 2003 y los forenses que llevaron el caso fijaron como peso del cadáver 117 kilos (258 libras) según publicó el Washington Post.

También padecía del corazón y era hipertenso, era el ejemplo contrario de lo que el promovía, diciendo que su bajada de peso, al no utilizar carbohidratos, mejoraba la circulación de las arterias que no eran obstruidas por las grasas generadas por los carbohidratos y por tanto mejoraba el corazón. Al final la viuda heredera del imperio reconoció que padecía una cardiomiopatía desde hacía varios años.

En esta vida ante todo hay que tener coherencia, ¿cómo puede aconsejarnos su método milagroso para adelgazar alguien incapaz de aplicárselo a si mismo? No puede cuidar de nuestra salud alimenticia una persona con sobrepeso y problemas cardiovasculares que ha sido el gurú de millones de incautos que han creído ciegamente en él, amasando una considerable fortuna y que es claramente incapaz de cuidar de sí misma.

Fuentes:
Imagen1 by djnordic

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Adelgazar sin hacer dietas | Adelgazar de forma saludable © 2014-2017 Todos los derechos reservados. Designed by Mila y Enrique.
Top